Adiós, farewell…

Pues como bien dicen por ahí, no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Y hoy le llegó su fecha a este blog. 

En días pasados he estado leyendo todas las chocoaventuras contenidas en este blog, y me alegro de haber escrito algunas, otras no tanto, pero es lo que me ha pasado en la vida… hasta hace algunos años. Al leerlos puedo decir que la Andrea que escribió eso ya no es la misma que escribe estas líneas, las últimas que se escribirán en este blog.

El blog queda “vivo” más no vendré a postear aquí. Ya no. Gracias por leerme, ya sea que te metas mucho o solo estés de paso. Gracias a mis 12 suscriptores, ya que aunque somos pocos, el 12 es un número mágico. 

Los invito a seguirme en Facebook

y a leer mi otro blog

Y aunque el título de esta entrada es una despedida, me gusta más decir que solamente es un hasta luego. 

Sobre Ángel Verdugo y las señoritas Polanco

Sería redundante comentarles de nuevo qué fue lo que este señor dijo ayer. Por eso si desean saber qué dijo aquí el link: http://bit.ly/qV6Cxx
Después de escucharlo, no me queda duda de por qué tenemos una sociedad tan segregada, ya que en México, D.F. la gente busca nada más lo suyo. Lo podemos ver a diario: la mamá que se queda en tercera fila con tal de que su hijo se baje en la “mera puerta de la escuela”, el cuate que no le cede el lugar  a una señora de la tercera edad en el transporte público con tal de ir dormido, las mujeres en el metrobús que aunque van en el área especialmente para ellas, se empujan, y hasta se insultan, y ¿qué tal los fines de semana? Cuando miles de ustedes deciden tomar el volante de un vehículo sabiendo que están en estado de ebriedad.
La impresión que me da la ciudad en los últimos tres años, es que la paz y la seguridad social penden de un hilo. No quiero ser amarillista pero hace poco escuche que existían entre tres mil y seis mil elementos efectivos de la PFP, para una ciudad con veinte millones de personas. Y si a eso le sumamos escenas que suceden a diario como la de las señoritas Polanco, pues quiero decirles que vamos perdiendo, porque son muy criticadas, pero muchos hacen lo mismo. Se divierten y hasta buscan rutas alternas, aún sabiendo que al manejar borrachos ponen en peligro sus vidas y las de los demás. Hace como seis años una amiga de mi familia, perdió a su hijo cuando este iba de camino a la escuela en sábado. El chavo tenía una práctica en otro lugar, eran las 6 a.m. y se dirigía a la universidad cuando un borracho nefasto se pasó un alto y chocó con él. Lamentablemente, el borracho vivió, pero el chico de veintitantos que se preparaba para ser médico, falleció. Sus padres no lo han superado, básicamente porque nunca lo verán desarrollarse, casarse, triunfar. Se fue antes de tiempo.
Lo mismo sucedió con mi prima, hace dos años fue atropellada mientras iba en su bici. Le habían dado beca completa en el ITAM, eran vacaciones de verano y daba un paseo por la ciclopista con un amigo, cuando una señora pasó a toda velocidad sabiendo que era paso de la ciclovía. Mi prima murió en el lugar. Repetirlo todavía me da escalofríos, hay una bici blanca justo donde falleció, su vida se esfumó en un instante, y una chica brillante se quedó sin futuro. Por eso las declaraciones de este “señor” me parecen reprobables, ya que precisamente las personas como él, hacen imposibles la sana convivencia y el respeto mutuo entre los habitantes del D.F.
Yo estaría a favor de una ley que exija que si quieres tener auto, solamente puedes tener autos tipo “Smart”, “Spark”, o “Matiz”, y que las bicicletas se volvieran un medio de transporte casi obligado. Las familias con niños o bebés podrían sacar un permiso para tener camionetas, y definitivamente los transportes de carga circularían por las noches o en su defecto, hacer un paso para que no entren a la ciudad.
La reacción de la sociedad ante estos comentarios, me hace pensar que todavía existimos más buenos que malos allá afuera. ¿Por qué no dejar la indiferencia que nos ha marcado desde hace siglos? ¿Por qué no tomar el control de la ciudad en pro de la paz y la seguridad? ¿Por qué no considerarnos en conjunto en vez de individualmente? ¿Por qué no obedecer a los policías, en vez de gritarles una bola de vituperios cada que podemos? ¿ Por qué no exigirle al gobierno que suba los salarios de los que guardan nuestra seguridad para así evitar la corrupción, los crímenes de policías, y al mismo tiempo contratar gente con mayor capacidad para desarrollar esta tarea?
Es cierto que nos falta mucho por hacer, pero si nadie empieza, el México que vamos a heredar será uno parecido a Ciudad Gótica. Por lo menos yo estoy cansada de caminar por las calles de esta urbe volteando para todos lados con tal de cuidarme.
Hagamos algo. Esto TIENE QUE ACABAR.
A.

Del sexo, amor, y otras pesadillas.

¿Has tenido amor sin sexo? o ¿Sexo sin amor? En estas oraciones el orden de los factores sí altera el producto. Sucede que hoy por la mañana vi un comentario que iba más o menos así: “(…) ¿ Y qué si un hombre te quiere solo para coger? No se dan cuenta que de ahí nace el amor…”

Me dejó pensando un rato. A mí muchos me han querido para coger, pero una es que me quieran y otra es que me deje, y yo aunque parezca la  abuelina de todas las abuelinas, no concibo el sexo sin amor. Cómo diría una amiga “puede que lo hagas con un wey, pero siempre te queda la espinita de ‘a ver qué pasa’ ” y sí, fieles e infieles lector@s, yo me atrevo a decir que la mayoría de las mujeres al menos en mi generación, nos vendieron la idea del príncipe y del castillito. Llegamos a pensar que, aunque nos fuimos a la cama con ustedes en la primera noche, tal vez se enamoren pérdidamente de nosotros y lo que en realidad sucede es que el teléfono no vuelve a sonar a menos que nos hayan agarrado de booty call.
El chiste es que, en mi haber, no he conocido hombre que se enamore de una mujer que cedió la primera noche. Así. Tan fuerte y vulgar como se lea, un hombre categoriza rápidamente a una mujer en dos categorías: vale la pena, o me vale madres. Si vales la pena hará todo para complacerte, sabrás jugar tus cartas hasta que pasen la noche juntos y sea fabuloso. Si le vales madres te dirá que te ve el viernes, a las 3 te llamará para cancelar los planes, y a las 12 de la noche te pedirá que vayas a su departamento, si accedes lo harán y cuando termine te dirá que no te puedes quedar porque mañana viene a visitarlo su abuelita.

A lo que voy es, tanto para hombres como mujeres, a veces es difícil hacer una distinción entre amor y sexo. Uno puede ser el resultado de otro, pero a veces el sexo no es más que eso. Me voy a meter más al lodo. ¿Qué onda con los threesomes? ¿Por qué presionan a sus novias a tenerlos si las quieren tanto? Ya lo decía el buen Mr. Big en Sex & the City: “We had a threesome because both of us were looking for something…someone else.” A mí no me parece que ver cómo tu novio se lo hace a otra sea una muestra de amor. Volvemos a lo mismo: ¿amor=sexo ó sexo=amor? Yo creo que esa ecuación siempre será complicada de despejar.

Lo cierto es que aunque sueñes por las noches que puedes pasar de una aventurita a la dueña de sus quincenas, ha de ser horrible despertarse y ver que solo fuiste el pasatiempo de la noche. ~

 

Los Antros: La nueva carnicería.

Pues sucede que en días pasados fui a un antro. Ya sé. Lo que pasa es que mi hermano “tenía que ir” a uno, y oh sorpresa, la novia no estaba disponible. Así que después de rogarme por dos horas y veinticinco minutos, cedí. (Porque uno tiene que ayudar a los hermanos, ¿Qué no?)

Total, como había llovido y hacía un poco de frío decidí llevarme leggings, stilettos, y un tipo shirt dress, lindo. Para mí, la época de ir a los antros ya se pasó, básicamente porque me choca tener que pagar para entrar (aunque en muchos no hay ladies cover) , adentro todo es muy caro, y me la paso mucho mejor en una fiesta. ( como aquella de gángsters con @automaticbird y @chemolada )

No sé si ya estoy vieja, pero honestamente nunca había visto tanta tipa semidesnuda en mi vida, parecía que eran teiboleras esperando en la cadena, pero el premio se lo lleva una chava que parecía que su vestido, (Que en realidad era una blusa/playera larga) estaban a punto de explotar. Era blanca, de cabello rubio oscuro con rayitos claros, muy delgada, pero parecía que hacía ejercicio, y el otro detalle era que estaba estrenando boob job.

El escote llegaba casi al ombligo, needless to say, mi hermano, sus amigos, y todo hombre heterosexual en el lugar, no le podían quitar los ojos de encima. Y yo bien stalker, queriendo ventanearla en mi blog, le tome una foto del profundo escote que salió negra, pues es antro, obvio no se ve nada, y bueno tampoco era para que flasheara a la pobre niña. (Aunque ella sí flasheo a todos cuando medio nipple se salió de su lugar.)

La foto que si salió… si se sentaba todo se subía peligrosamente. (Ay ya sé qué calse de stalker soy)

En fin mi punto es, ¿Cómo quieren que las tomen en serio niñas, cuando por adelantado muestran todo lo que tienen? Yo sé, hay verdaderos caballeros allá afuera, y son los menos, así que si lo único que quieren es una noche de buen sexo, pues sigan visitando el antro desvestidas así como van. Ustedes hombres, podrán ver a simple vista las mejores carnes que podrán usar a su conveniencia, o si son unos pervs podrán ver las que parecen “barely legal” y todo lo que muestran. Al final de la noche usted recoge su carne, la empaqueta, y la degusta en el lugar que más le agrade ya sea en el hotel, o en su propia casa. Al otro día, “señorita” no te sorprendas cuando casi te patee para que te salgas de su casa, “porque se le hace tarde para ir a trabajar”, y no te las des de “ay yo nunca había hecho esto” ( Él no nació ayer.)

Así que como bien versa el dicho, “como te ven, te tratan” así que tu dirás si quieres el trato de whore o de princesa. Y no es que yo pertenezca a la liga de la decencia, nomás digo, le enseñas al que de verdad quieres, no a medio mundo. Me acuerdo, dejé de ir a los antros porque parecía que era el lugar que se usaba para ver a quién te llevabas al hotel, el día que tomé mi decisión fue porque un tipo “medio guapo” se me acercó y me preguntó mi nombre, después de contestarle, se me acercó y me dijo, “que nombre tan sensual” mientras trataba de poner sus manos en lugares no apropiados a lo que respondí con un buen pisotón, jale a mis amigas y nos fuimos de ahí. De eso ya tiene unos ayeres, y renuncié a los antros hasta ahora, y no pienso volver.

Lo que quize decir con todo esto: Have a little of self respect ladies.

Las vidas de la Karan

Es difícil saber exactamente a donde vamos. Algunos pintamos nuestra marquita cuando creemos que hemos caído en blandito y que “aquí sí nos va a ir muy bien”. Otros pensamos que nuestro gran ego no cabe en ese cubículo y cambiamos, y cambiamos, y cambiamos…para darnos cuenta que las mejores oportunidades han quedado atrás. Por eso hoy, he decidido plantear algunos escenarios en mi vida para que vean las múltiples opciones y posibilidades que existen mientras tengamos aliento. Al menos en mi caso, claro está.

1. La Karan se casa: Y se pone feliz a limpiar su casita, a tener hijitos y a hacer todas las cosas que una señora camioneta haría como ir al súper, y a la yoga, y a tomar café con las amigas, y a recoger a los hijitos para llevarlos a su clase, y después recogerlos de nuevo para llevarlos a la casa, después leer el periódico o ver a López Dóriga, para que cuando llegue el maridín tenga algo de qué hablar. #lame

2. La Karan pone su propio negocio: ya sea productora, agencia lo que sea, se hace bolas entre el IDE y el IETU y el ISR, de pronto tiene que pagar tantos salarios y darle a todos sus trabajadores el IMSS y el Seguro Popular para vivir mejor, vales de despensa y de gasolina, la Karan se da cuenta de que las utilidades netas de la empresa en el primer año son del 0.000001% y no le alcanza ni para comprar unos Trident en el Superama con eso, por lo que después de intentarle, empieza a explotar a la gente ( como algunos que conozco) y les dice que sí les va a pagar pero no les dice cuando por lo que los pequeños trabajadores atomizados le arman una huelga y ella les paga…con vales de despensa. Al día siguiente todo es felicidad en las Islas Caimán y el changarrín en cuestión cierra para siempre. #doblelame

3. La Karan Solá: Así como dijeran, “dénme un museo y lo lleno” la Karan y su vida dedicada al arte sobrepasaría la levedad de Mark Rothko, sería más kitsch que Dulce Pinzón, más profunda que el buen Pollock y tan rentable y chic como Andy Warhol (por algo nos llamamos igual). Después de giras innumerables alrededor del globo la Karan vuelve a su mansión en las islas griegas, donde realiza más arte que hace al mundo estremecerse, hace críticas sociales, le toma fotos a niños africanos para después ser despedazada por la prensa, y terminar sus días en el mediterráneo con millones en el banco y una fila de veinticuatro nietos a su lado, después de eso las naciones pelean por quien debe conservar el valiosísimo y culturalísimo legado que le ha dejado a la Tierra, por lo que la UNESCO lo declara patrimonio de la humanidad. #amonos #stoned

4. La Karan Perry: De repente en una audición de Latinamerican Idol (por eso de que vivo entre puro mexinaco) me escuchan cantar y es lo que el mundo estaba esperando, pronto estoy cantando una canción medio lésbica- a pesar de que soy cristiana- y el mundo me ama en el segundo 30 de mi canción. Pronto estoy de gira por el globo vestida de sushi, me pongo atuendos llamativos y estrafalarios y soy algo así como la nueva Betty Boop. Después de todo mi novio siempre me encontró parecido con ella. Pronto no importa cuantos discos saque, todos se venden como pan caliente, aunque haga canciones del tipo let’s fuck in the club, o la matraca,traca,traca (bueno no tan naca) el caso es que gano millones de aquí a que nazca la Andrea Karan XXVI. O algo así.

5. La Karan escritora: De repente se le cae el server a guorpres porque todo el mundo quiere leer el nuevo post de la Karan. Pronto, numerosas editoriales le ofrecen publicar toda clase de textos y le pagan por adelantado. Stephenie Meyer le ruega que le de chance de lanzar otra novelita para ganarse unos dolaritos, porque gracias a la asombrosa saga que escribe la Karan, todos los niños emo víctima adolescente quieren comprar y leer el libro, pronto tengo cincuenta y seis películas vendidas con la Warner y los niñitos de los que hablé atascan los malls para que les regale un rayoncito en la primera página. Mi hijo Justice es el más feliz pues disfruta de todas mis riquezas y mi marido no se preocupa de que me encanten los Blahnik.

*Este post fue escrito por Andrea a la 1:50 am del día de HOY, cuando se preguntaba qué camino tomar en la vida pero ya era muy tarde como para pensar claramente, aunque sueña con que el escenario 5 se cumpla algún día.*

El Reino de las Chachas

(o un post muy mala onda)

Llevaba días pensando en venir a escribir pero no me atrevía porque por más que pensé en algún otro tema como el divorcio de Lucerito y Mijares que tanto shock ha causado en las amas de casa promedio, no pude, no pude…lo siento, me tengo que quejar un poquito de las que todos llamamos “empleadas domésticas” o los políticamente incorrectos como yo, “chachas”.

Sucede que mi papá es dueño de una pequeña cafetería en el Estado de México, y últimamente me ha tocado echarle la mano, pues el también se dedica a eso del catering, y de repente me pide que vaya por allá a supervisar que todo esté en orden. Pero las últimas veces que he ido he notado que una de las señoras que limpian el lugar, una de las chachas, ¡Le coquetea a mi papá! Y no sólo eso, todas las mañanas cuando el llega la señora en cuestión lo atiende, le hace el desayuno, y ya hasta sabe cómo le gusta el café. Mi papá es medio despistadito, de esos hombres que les tiran la onda bien cañón y piensan que es fruto de su imaginación. Pero la cosa aquí es que ni mi mamá le atina al café, y tampoco sabe cocinar, así que la chachis le lleva algo de ventaja. Bueno, me dirán, pero esta fea y gorda y horrible…Pues no queridos e infieles lectores. La mujercita esta tiene como unos treinta y dos, esta bien conservada, y la gota que derramó la copa, como diría una amiga, fue que el domingo pasado fue a trabajar en leggings y botas de catwoman, como si con eso fuera a seducir a mi papá. ¡Asco, asco, asco! Se paseaba por el lugar con su cubeta y trapeador en mano, contoneándose como no sé qué. Pero bueno no venía a balconear vidas sexuales de nadie, la cosa es ¿Cuando pasó ésto? ¿Cuándo las chachas comenzaron a reemplazar lenta y sutilmente a las verdaderas amas de casa?

Tengo otra historia, la chachita de alguien que conozco (hombre) bueeno, se arregla con tacon del 12, hace la limpieza en minifalda, le cuida al chamaco, y le hace la comida, pero no cualquier comida, ¡No! la reina hace sushi, fetuccini, raviolis, sabe de maridaje y un laaaargo etc. Se esta poniendo a estudiar inglés y matemáticas, ya hasta le maneja algunos depósitos al banco, y aunque no es nada agraciada (pero nada) ya se está ganando al “patrón” y quien sabe si les toque vivir (o si ya estén viviendo) una historia tipo cenicienta, todo gracias al estuche de monerías que resulta la mujer.

¿Cuándo y cómo hemos dejado que estas mujeres amas de la escoba nos reemplacen? A lo mejor mientras nuestras madres estaban ocupadas con sus clases de tejido y tomando café con sus amigas, a lo mejor mientras decidimos ir al gimnasio, o quedarnos a trabajar un poco más tarde. También hay historias del terror como la de aquella amiga de mi mamá, en la cual el marido se acostaba con cuanta chacha llegaba a la casa y aconteció que una, ¡Ya le hacía la guerra a la patrona! Díganme qué grosería inmensa. En fin, igual y estoy exagerando, y un día no sólo vamos a compartir techo con las chachas, sino deberes, hijos, y hasta el marido. (ups)

*Nota a INDH esto es sólo un random rant, yo tampoco podría vivir sin las chachas empleadas domésticas, por favor no me demanden!

Una reflexión antes de que se nos acabe el mes…

Pues, ¿Qué puedo decir? He tenido abandonadísimos mis blogs este mes. Han sido varias razones. Una, que no he tenido cabeza porque cambié de trabajo, y me ando “aclimatando” como dirían las abuelitas. La otra, que por el mismo estrés y tener tanto en qué pensar, la verdad es que mis neuronas se han bloqueado y no han querido llenarme de ideas como casi siempre lo hacen. Pero después de este periodo de mini-sequía he vuelto infieles lectores, y febrero nos ha traído varios regalitos, entre ellos:

El día del amor y la amistad: Sí, no podíamos dejar fuera este numerito. La verdad nunca he entendido bien este día, si tienes pareja es para que te llenen de regalitos, y si no tienes pareja es para llorar, pero porque no recibes ninguno, no por otra cosa. Aunque quien sabe a lo mejor tienes una amiga de esas “con bonita letra” igual que tú y hasta hicieron un intercambio o se fueron al cine juntas. Para mí, este San Valentín fue como una revelación: no es lo mismo “celebrar” este día en la escuela que en un lugar de trabajo. Aunque el pasado San Valentín…Mmmm ya no me acuerdo qué hice pero ya no estudiaba. Se acabaron las competencias de a cuál niña le mandaron más rosas de los admiradores secretos este año, ni cuál de los novios trajo las flores más bonitas. Raro, pero este año no me tocó ver ningún auto forrado de post its. De hecho, ha sido el San Valentín más equis ever, no en balde cayó en lunes. No para mí, tuve doble cena y de regalo una cajita musical de los Beatles, con la canción “Here comes the sun” cortesía de @automaticbird quien me conmovió hasta la las lágrimas de “puritita felicidá”. Pero basta de esto, a limpiar la miel, porque “el mes del amor” ya anda en las últimas.

También nos dejó la magnánima frase para la posteridad que será recordada por los siglos de los siglos, o por lo menos todo el año: #Juayderito, que ahora ya es motivo de broma, burla, y risas entre todos los tuiteros y no tuiteros que conozco. De hecho hoy en la mañana estaba viendo en mi facebook que unos listos ya hicieron fotitos de López Dóriga presentando su jarrito de naranja (Mai Ja Rito) entrevistando a R2D2 ( Ar Tu Rito?) y así. Ya hacían falta buenas risas, supongo. Bah.

Las revueltas egipcias y el derrocamiento de Mubarak: Claro y buenísimo ejemplo de lo que puede hacer un pueblo unido. En vez de estarse quejando de que la gasolina subió y de que les quieren aumentar el precio de la tortilla por las heladas cada quien en su casa, hagan frente común y salgan a las calles. Si están hartos de la delincuencia organizada, pues únanse y luchen. ¿Por qué creen que han asesinado a las personas que han hablado? Porque han sido pocas. Piénsenlo así: una hormiga que anda por ahí solilla pues agarras y la matas con la yema del dedo, pero si ves un camino que va de la puerta de la alacena al jardín, ya no es tan fácil, ¿no? Espero que entiendan mi punto. Egipto, y ahora Libia, Túnez, y Marruecos están haciendo temblar a sus gobiernos, cambiando su historia. Es un gran ejemplo de lo que la gente ( y las redes sociales) pueden hacer. Hasta hay una bebita que se llama Facebook, con eso de que la revuelta empezó por ahí.

El despido y regreso de Carmen Aristegui a MVS: Todo por cuestionar el supuesto alcoholismo del Mr. Sr. Presidente de México Don Felipe Calderón Hinojosa. (¿Así o le adorno más?) Pero mejor no digo nada, no me vayan a cerrar el bló, y luego yo qué hago, nadie me va a invitar a unirme a sus filas después.

La burla que ofendió a todo México: La de los angelitos de Top Gear, que nomás dijeron que los mexinacos son flojos, viven abajo de un nopal, y se la pasan durmiendo (¿Cuándo no?) ofendió hasta al pobre embajador de México en UK, quien exigió una disculpa pública. La frase que más ofendió fue “Imagina despertar y recordar que eres mexicano”. Yo digo, imagina despertar y recordar que ya vas a tarde al trabajo, eso sí está cañón. (Porque aquí eso ni pasa, ¿Verdad? Jiji)

Y bueno, podríamos decir muchas cosas más, pero yo me tengo que poner a trabajar, lo cierto es que Febrero ha dado hechos que bien alcanzan para un año. Veremos qué más nos traerá el 2011 que empezó ya con todo. Ustedes no se olviden de sus resoluciones que todavía están muy a tiempo de bajar esas lonjas decembrinas que alimentan con los tianguis del martes, y ponerse a hacer un poquito de ejercicio hace muy bien.

Como diría López Dóriga: Si yu zun.