I don’t want to wait…

 

Joey & Dawson

Joey & Dawson

“Cuando los sueños adolesentes se disipan,

comienza el despertar a la vida adulta.”

 

Cada vez que escuchaba esa frase en la televisión, antes de que Dawson’s Creek comenzara, me hacía pensar en el futuro. Compartía la impaciencia con los personajes de esa serie. Me moría de ganas por conocer al amor de mi vida. Me moría de ganas por crecer y ser una profesionista exitosa. Moría de ganas por salir en las noches, comprarme un carro, ganar mi propio dinero, vivir en otro lugar, conocer otros países. Tenía 15 años. Acababa de entrar a la preparatoria, y apenas estaba conociendo a mis nuevos amigos. 

 

A través del tiempo tuve la oportunidad de conocer a varias personas. Algunas parecidas a mí, algunas totalmente diferentes. Recuerdo a varios de ellos, recuerdo las salidas, recuerdo las fiestas, recuerdo haberlos consolado en un día triste, recuerdo los relatos de “la primera vez” de mis amigas. En ese tiempo yo iba al grupo de jóvenes de la iglesia. Ahí conocía a otras personas, que al paso del tiempo fueron mis amigos y amigas también. Todos éramos movidos por un sólo motor: el deseo. 

 

El deseo de hacer algo. Ser más fuerte, ser popular, ser bonita, ser inteligente, ser el mejor. Como adolescentes, parece que no queremos esperar a que nada pase. Lo queremos ahora mismo. Yo misma lo recuerdo. En la lavandería sentada llorando mientras mi madre me escuchaba -Es que ¡Quiero un noviooo mamá! ¿Por qué no conozco a nadiee??- y eso era como una vez a la semana, más o menos. Mi desesperación por tener novio, me sobrepasaba. Lloraba, y no me relacionaba con chicos. Nunca creía que eran lo suficientemente buenos para mí. Les ponía mil pretextos. Quería encontrar a alguien que fuera perfecto, y lo quería ya.

 

En la iglesia, había chicos que me parecían guapos. Mis amigas y yo nos quejábamos, ya que no nos dejaban relacionarnos entre niños y niñas, es decir, ser novios, y en los campamentos nos exigían mantenernos a 30 cm de distancia entre mujeres y hombres. Aún así no faltaron los novios, y las novias, y los embarazos. Que fuera la iglesia, no convertía la situación en una excepción.

 

Vi relaciones que comenzaron, que terminaron. Vi jóvenes llorando por las consecuencias de sus actos. Las consecuencias de sus actos. Como jóvenes, muchas veces actuamos implusivamente. Lo queremos ahora y no nos importa que pase después. Ahora que tengo 23 años, lo veo. Muchas bodas forzadas, muchos abortos, muchas muertes, muchos hijos no deseados, mucha gente infeliz. ” A beber y a follar que el mundo se va a acabar.”

 

Noticia de última hora: el mundo no se acaba hoy. Y a causa de esas malas decisiones eres infeliz, tu marido que tiene 20 años, te es infiel. Trabaja en una fábrica pues no tuvo tiempo de ir a la universidad. Viven en casa de tus papás. Has dejado la escuela. Has tomado drogas. Has tomado alcohol hasta no saber de tí. Has despertado en un lugar que no conocías. Has perdido la oportunidad de tu vida. Has abandonado la escuela. Has ido y venido por la vida y ya no sabes hacia donde vas. 

 

He visto todo esto, y agradezco a las personas que me han hecho esperar. Esperé para conocer al amor de mi vida. Esperé para no cometer una tontería. Agradezco que me hayan mantenido a 30 cm de distancia y no haberme hecho cercana con alguien que no valía la pena. Agradezco haberme negado a fumar macagüi. Agradezco los consejos de todos los que me aconsejaron. Porque hoy vivo la consecuencia de mis decisiones, tener un trabajo por haber estudiado cada sábado durante dos años. Haber estudiado más de 1,200 días para poder ir a la universidad. Haber luchado para que mi padre accediera a pagarla. Haberme alejado de todas las personas que no iban a aportar nada bueno a mi vida. 

 

Te lo escribo a tí, para que tomes una decisión sabia. Aprende a esperar.

 

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “I don’t want to wait…

  1. wow, esto fue hace mas de 2 años. Justo así me siento ahora y lo vivo cada día con mi hermana de 17 años. Excelente post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s