A los que se fueron…

 

Recuerdo que no empecé muy bien el año. Justo en el primer día del año, a las 4 de la mañana me atacó una infección fatal. Al otro día fui al médico. 

PRonto esos días, murió mi estilista, cuyo nombre era Gaby Almazán. Era un artista con el cabello y se llevaría de calle a los “Descabellados” (Doci estilistas un ganadour) y cuando ibas con el sólo te miraba y en cinco minutos estabas lista. PEro Gaby no pudo más y abandonó su cuerpo cansado a la edad de 34 años, dejando a su esposa e hijos detrás.  Fue muy triste, muy triste. 

El 29 de enero del presente año falleció mi tía Estela, y a la fecha los médicos no sabem decir si fue leucemia o fue el sistema inmunológico o algo más. Le escribí cartas mientras estuvo en el hospital. Escribirle me hacía sentir conectada, no quería verla pues me habían contado que estaba en muy mal estado, y ella no quería que ninguno de sus sobrinos o sus nietos la viéramos. 

Hasta cierto punto quiero pensar que se fue con sus esponjados cabellos y una gran sonrisa hacia su otra vida. Espero que sí. Espero que un día la vuelva a ver y que estemos en el cielo y ella me abrace y yo llore mucho porque la encontré otra vez y me cocine algo lindo o platiquemos de todo y de nada, y huela su olor a sucio, a tabaco, a secador de cabello, y ella me abrace y me muestre que tiene más gatos de los que ya tenía. Todo eso espero. 

Y espero ver a Kande en algún pedestal tratando de que le escuchen, que escuchen a su gente, a sus alumnos, a sus amigos, a todos los que hemos sido víctimas pero no victimarios, los que hemos sido líderes pero no mártires, y nos volteen a ver y la gente se de cuenta de que no había colores de piel porque al final todos somos lo mismo y lo más que seguro es que la muerte nos lleva igual, seamos ricos o pobres o asiáticos o afroamericanos o mexicanos y vivamos en la loma bebiendo pulque y que a Slim y a Azcarraga sus miles de millones y su lugar en Forbes no les alcanzarán para vivir forever y que al fin todos comprendan, aunque ya todos estén muertos. 

Ha sido muy dificil sentir que la muerte está cerca, no de mí sino de las personas que amé. Aún las amo, sólo que ya no existen, y los dedos de Gaby no se pasaran más por mis cabellos enredados, el cabello de mi tía no me pícara más la nariz mientras la abrazo, el “Mira hija,” de Kande estará más que apagado, y sólo quedará un lugar donde vivirán por siempre.

Mi corazón. 

 

Gracias,

 

nos vemos pronto.

Anuncios

Una respuesta a “A los que se fueron…

  1. dicen que la muerte es solo un siguiente paso… vaya creencia… solo somos materia, no hay un siguiente paso… solo queda aquel dolor de extrañar el sentir aquel ser físico que algun día estaba a lado… emitiendo aquel calor tan cálido tierno y materno que nos hacia sonreir…

    solo queda esperar, recordar y sonreir por lo que en algun dia fué… y esperar cruzar por el mismo camino…

    y se que, la cadena continuara, cuando otros extrañen nuestro aroma, nuestra calideZ y nuestro actuar… y eso me entristeZe, por que se que sufriran… como en algun pasado lo hiCe io…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s