Bye bye.

Hoy me enterado de que alguien que fue muy importante en una época de mi vida falleció. Lo peor es que nadie me dijo cuando sucedió, no supe nada, le hicieron una especie de homenaje acá en Méx. y yo ni por enterada. 

Erick y Gloria eran los pastores del grupo de jóvenes al que yo iba a la iglesia. Puedo decir que gracias que a ellos, sentí durante mi adolescencia que mi vida tenía un rumbo y que yo era importante para Dios. -Btw, aún lo siento.- Recuerdo que alguna vez cuando yo tenía unos 15 o 16 años le dije un día a Dios: “Hasta aquí llegué Dios, hoy tiro la toalla, hoy es el día que me retiro de tu iglesia.” 

Ese día fui al grupo de jóvenes con una tremenda tristeza que me pesaba en el corazón y al final en ministración, Dios me habló, me dijo que Él tenía todo bajo control y que Él sabía que era lo que yo iba a estudiar. -En ese tiempo yo dudaba mucho cual sería mi profesión pues me debatía entre dos licenciaturas, y en verdad no tenía un rumbo, me sentía sin dirección.- Escuchar esas palabras me hicieron recapacitar y abrazar la vida como viniera, supe que no iba a pasar nada si yo me agarraba de la mano de Dios. 

Mucho antes de eso, en un día cualquiera de septiembre de 1998 comencé a asistir al grupo de jóvenes. Puedo admitir que yo era una joven “medio desubicada” y que tenía algunas ideas locas, – no quería morir joven, – no quería morir sin tener sexo, y -no quería morir sin haberme casado. Soñaba también con ser una gran artista o actriz y dar conciertos en estadios alrededor del mundo. 

Conocer a Erick y Gloria fue una gran bendición para mi vida. Puedo decir que si no me volví una loca perdida fue por ellos. Gloria estuvo cerca de mí la primera vez que me enamoré de alguien y ese alguien me rompió el corazón enseñándome a esperar en Dios la persona que el me tuviera prepararada. Me aconsejó cómo remediar las cosas cuando me equivoqué en un sinnúmero de ocasiones, fue un oído, un hombro para llorar y una madre espiritual. 

Los dos fueron a mi fiesta de quince años, la cual organizaron mis padres contra mi voluntad, jaja. Me acompañaron en muchos momentos de mi adolescencia, y me hubiera encantado que estuvieran cerca en mis cumpleaños, graduaciones y todo lo demás. Sin embargo, ellos tuvieron que irse a vivir a San Diego en el año 2000, y para mí fue muy difícil superar eso. Ya no estarían más acá, el grupo se quedaba a cargo de varios matrimonios, pero lo que más me dolía era que ya no iban a estar al alcance de un abrazo, me refiero a que ya no iba a ser tan fácil como buscarlos al terminar la reunión. 

Se que se fueron y Dios les dió otro grupo de jóvenes en USA. Por acá, yo formaba parte del grupo de servidores, y las cuentas bajaban y bajaban. De mil jóvenes que éramos, se redujo hasta menos de cien. Para mí fue una gran desilusión que sucediera esto ya que a pesar que éramos un grupo muy grande éramos unidos, hacíamos reuniones y todo, no crean que todo el tiempo estábamos  así de “oommmm” sino que éramos hermanos, nos íbamos al boliche, y al cine, y a los tacos, y a casa de alguien a hacer una carne asada, siempre nos divertíamos mucho. 

Mi sueño era que Erick me casara. Mi boda será tentaitvamente en 2012, y tenía ya la toda la película armada. En Cancún, mar de fondo, Erick de Ministro, y Gloria presente. Como les dije son como unos padres espirituales para mí. Me da tristeza que el Señor se haya llevado a Erick, pero sé que todo es parte de un plan. 

Gracias Erick por todo lo que nos diste. Gracias porque Dios bendijo muchas vidas através de tí.

Gracias Dios porque ahora está en un mejor lugar. 

Y como la misma Biblia dice: 

(…) olvidando ciertamente lo que queda atrás (el pasado) y extendiéndome a lo que está delante. 

Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios  en Cristo Jesús. 

Filipenses 3:13-14

y ya no se cómo terminar esto. Simplemente “Life goes on & be sure to be okay with God when he calls your name”.

Bye bye.

Anuncios

Una respuesta a “Bye bye.

  1. a mi también me dolió mucho lo de Erick, sobre todo porque la última vez que estuvieron en México no los pude ver :(. Para mi también fueron un gran matrimonio y un gran ejemplo, pero como dices… Dios tiene un plan para todo 🙂

    un abrazo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s