Las relaciones parasociales

En medio de la coyuntura que vive nuestro país, es casi imposible no hablar o escuchar sobre el caso “Kalimba”. Hubo dos balaceras en ciudad Neza el fin de semana pasado, y explotó un coche bomba en Tula, pero parece que toda la gente estaba “extasiada” porque Kalimba se reservó su derecho a declarar el sábado pasado.

Al encender el televisor, es raro si no hay alguien hablando sobre este hecho. Que si la violó, que si fue con consentimiento. Que si Daiana miente o que si su “amiga” Taily -o como se escriba el nombrecito- dice la verdad. Se ha vuelto parte importante en las noticias, no sólo en los programas de espectáculos, y “periodistas” tan buenos como Loret de Mola – quien lo entrevistó y le faltó agarrarlo a tehuacanazos- o Joaquín López Dóriga nos tienen al día de la situación legal del cantante. Repito, los últimos días ha sido casi imposible escaparme de oír el nombre de Kalimba diariamente.

Lo curioso, es que toda la gente -tenga la posición que tenga respecto al caso- habla de Kalimba y de las jóvenes involucradas como si hubieran estado en el hotel con ellos. Quien me ha leído sabe que no soy fan de los mexicanos, pero últimamente como sociedad hemos entrado en una vorágine que nos ha tragado hasta sus entrañas. Hemos estado más pendientes de qué sucede con los involucrados en la supuesta violación, de los talk shows de Laura, Niurka, y Rocío, de las absurdas declaraciones de Daiana y Taily, de la nueva “carrera” de la segunda mencionada en Tv Azteca, en fin, de todo lo que seguramente tendrá una trascendencia importantísima para nuestro país.

En el talk show de Niurka- sí, yo también lo vi como unos cinco minutos- pasan a una fan de Kalimba. La fan, era una muchacha con aspecto de marimacha, con sobrepeso, un paliacate en la cabeza, y un semblante agresivo.

-¿Meterías las manos al fuego por Kalimba?- le dice Niurka.
-¡Sí!- grita ella sin dudarlo un segundo. -¡Kalimba es inocente!-
-¿Cómo puedes estar tan segura?- insiste.
-Kalimba no haría algo así.- contesta con seguridad la fan.

Precisamente eso es lo que pasa en nuestra sociedad. ¿Quién de ustedes le mandó mensaje a Paulina Rubio por Twitter el día que falleció su padre? Yo vi varios en mi TL que le decían: “Pau, lo siento mucho, mi más sentido pésame, espero que estés bien.” ¿Hola?

A menos de que hayas estado en Timbiriche, formado parte de su staff, o de su lista de amistades, no creo que Paulina tenga una mínima idea de quien eres, y tu te atreves a darle el pésame por el fallecimiento de su padre. Esa es una relación parasocial. Ponerte del lado de Jennifer Aniston, y odiar a Angelina Jolie a muerte por ser una quitamaridos. Esperar que Lucero esté bien ahora que dejó a Mijares. Conocer -por foto- al hijo de Paulina Rubio y “Colate”, y decir, “Ay, míralo qué bonito, se parece a…”. Querer madrearte al JJ porque le disparó a Cabañas, tu ídolo del fut. Ponerle “Fuerza Cerati” como si todas tus buenas vibras le fueran a llegar justo al cerebro. Creer que Kalimba es inocente -o culpable- y que pagará o debe pagar una condena por “las mentiras de una chamaquita cualquiera”.

Mientras que el crimen allá afuera se acaba a balazos a nuestro país y a nuestra gente, pareciera que nosotros estamos inmersos en esa indiferencia exquisita de “mientras a mí no me pase nada todo esta bien”. De todo esto yo me quedo pensando, ¿Nos falta ser más humanos?, ¿Un sentido de pertenencia? (Para así luchar por rescatar a nuestra nación de las garras del narco) ¿Eduación? ¿Leer más de un libro al año? ¿o podría ser que nada más nos falta un poquito de sentido común?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s