Archivo mensual: marzo 2011

Las vidas de la Karan

Es difícil saber exactamente a donde vamos. Algunos pintamos nuestra marquita cuando creemos que hemos caído en blandito y que “aquí sí nos va a ir muy bien”. Otros pensamos que nuestro gran ego no cabe en ese cubículo y cambiamos, y cambiamos, y cambiamos…para darnos cuenta que las mejores oportunidades han quedado atrás. Por eso hoy, he decidido plantear algunos escenarios en mi vida para que vean las múltiples opciones y posibilidades que existen mientras tengamos aliento. Al menos en mi caso, claro está.

1. La Karan se casa: Y se pone feliz a limpiar su casita, a tener hijitos y a hacer todas las cosas que una señora camioneta haría como ir al súper, y a la yoga, y a tomar café con las amigas, y a recoger a los hijitos para llevarlos a su clase, y después recogerlos de nuevo para llevarlos a la casa, después leer el periódico o ver a López Dóriga, para que cuando llegue el maridín tenga algo de qué hablar. #lame

2. La Karan pone su propio negocio: ya sea productora, agencia lo que sea, se hace bolas entre el IDE y el IETU y el ISR, de pronto tiene que pagar tantos salarios y darle a todos sus trabajadores el IMSS y el Seguro Popular para vivir mejor, vales de despensa y de gasolina, la Karan se da cuenta de que las utilidades netas de la empresa en el primer año son del 0.000001% y no le alcanza ni para comprar unos Trident en el Superama con eso, por lo que después de intentarle, empieza a explotar a la gente ( como algunos que conozco) y les dice que sí les va a pagar pero no les dice cuando por lo que los pequeños trabajadores atomizados le arman una huelga y ella les paga…con vales de despensa. Al día siguiente todo es felicidad en las Islas Caimán y el changarrín en cuestión cierra para siempre. #doblelame

3. La Karan Solá: Así como dijeran, “dénme un museo y lo lleno” la Karan y su vida dedicada al arte sobrepasaría la levedad de Mark Rothko, sería más kitsch que Dulce Pinzón, más profunda que el buen Pollock y tan rentable y chic como Andy Warhol (por algo nos llamamos igual). Después de giras innumerables alrededor del globo la Karan vuelve a su mansión en las islas griegas, donde realiza más arte que hace al mundo estremecerse, hace críticas sociales, le toma fotos a niños africanos para después ser despedazada por la prensa, y terminar sus días en el mediterráneo con millones en el banco y una fila de veinticuatro nietos a su lado, después de eso las naciones pelean por quien debe conservar el valiosísimo y culturalísimo legado que le ha dejado a la Tierra, por lo que la UNESCO lo declara patrimonio de la humanidad. #amonos #stoned

4. La Karan Perry: De repente en una audición de Latinamerican Idol (por eso de que vivo entre puro mexinaco) me escuchan cantar y es lo que el mundo estaba esperando, pronto estoy cantando una canción medio lésbica- a pesar de que soy cristiana- y el mundo me ama en el segundo 30 de mi canción. Pronto estoy de gira por el globo vestida de sushi, me pongo atuendos llamativos y estrafalarios y soy algo así como la nueva Betty Boop. Después de todo mi novio siempre me encontró parecido con ella. Pronto no importa cuantos discos saque, todos se venden como pan caliente, aunque haga canciones del tipo let’s fuck in the club, o la matraca,traca,traca (bueno no tan naca) el caso es que gano millones de aquí a que nazca la Andrea Karan XXVI. O algo así.

5. La Karan escritora: De repente se le cae el server a guorpres porque todo el mundo quiere leer el nuevo post de la Karan. Pronto, numerosas editoriales le ofrecen publicar toda clase de textos y le pagan por adelantado. Stephenie Meyer le ruega que le de chance de lanzar otra novelita para ganarse unos dolaritos, porque gracias a la asombrosa saga que escribe la Karan, todos los niños emo víctima adolescente quieren comprar y leer el libro, pronto tengo cincuenta y seis películas vendidas con la Warner y los niñitos de los que hablé atascan los malls para que les regale un rayoncito en la primera página. Mi hijo Justice es el más feliz pues disfruta de todas mis riquezas y mi marido no se preocupa de que me encanten los Blahnik.

*Este post fue escrito por Andrea a la 1:50 am del día de HOY, cuando se preguntaba qué camino tomar en la vida pero ya era muy tarde como para pensar claramente, aunque sueña con que el escenario 5 se cumpla algún día.*

El Reino de las Chachas

(o un post muy mala onda)

Llevaba días pensando en venir a escribir pero no me atrevía porque por más que pensé en algún otro tema como el divorcio de Lucerito y Mijares que tanto shock ha causado en las amas de casa promedio, no pude, no pude…lo siento, me tengo que quejar un poquito de las que todos llamamos “empleadas domésticas” o los políticamente incorrectos como yo, “chachas”.

Sucede que mi papá es dueño de una pequeña cafetería en el Estado de México, y últimamente me ha tocado echarle la mano, pues el también se dedica a eso del catering, y de repente me pide que vaya por allá a supervisar que todo esté en orden. Pero las últimas veces que he ido he notado que una de las señoras que limpian el lugar, una de las chachas, ¡Le coquetea a mi papá! Y no sólo eso, todas las mañanas cuando el llega la señora en cuestión lo atiende, le hace el desayuno, y ya hasta sabe cómo le gusta el café. Mi papá es medio despistadito, de esos hombres que les tiran la onda bien cañón y piensan que es fruto de su imaginación. Pero la cosa aquí es que ni mi mamá le atina al café, y tampoco sabe cocinar, así que la chachis le lleva algo de ventaja. Bueno, me dirán, pero esta fea y gorda y horrible…Pues no queridos e infieles lectores. La mujercita esta tiene como unos treinta y dos, esta bien conservada, y la gota que derramó la copa, como diría una amiga, fue que el domingo pasado fue a trabajar en leggings y botas de catwoman, como si con eso fuera a seducir a mi papá. ¡Asco, asco, asco! Se paseaba por el lugar con su cubeta y trapeador en mano, contoneándose como no sé qué. Pero bueno no venía a balconear vidas sexuales de nadie, la cosa es ¿Cuando pasó ésto? ¿Cuándo las chachas comenzaron a reemplazar lenta y sutilmente a las verdaderas amas de casa?

Tengo otra historia, la chachita de alguien que conozco (hombre) bueeno, se arregla con tacon del 12, hace la limpieza en minifalda, le cuida al chamaco, y le hace la comida, pero no cualquier comida, ¡No! la reina hace sushi, fetuccini, raviolis, sabe de maridaje y un laaaargo etc. Se esta poniendo a estudiar inglés y matemáticas, ya hasta le maneja algunos depósitos al banco, y aunque no es nada agraciada (pero nada) ya se está ganando al “patrón” y quien sabe si les toque vivir (o si ya estén viviendo) una historia tipo cenicienta, todo gracias al estuche de monerías que resulta la mujer.

¿Cuándo y cómo hemos dejado que estas mujeres amas de la escoba nos reemplacen? A lo mejor mientras nuestras madres estaban ocupadas con sus clases de tejido y tomando café con sus amigas, a lo mejor mientras decidimos ir al gimnasio, o quedarnos a trabajar un poco más tarde. También hay historias del terror como la de aquella amiga de mi mamá, en la cual el marido se acostaba con cuanta chacha llegaba a la casa y aconteció que una, ¡Ya le hacía la guerra a la patrona! Díganme qué grosería inmensa. En fin, igual y estoy exagerando, y un día no sólo vamos a compartir techo con las chachas, sino deberes, hijos, y hasta el marido. (ups)

*Nota a INDH esto es sólo un random rant, yo tampoco podría vivir sin las chachas empleadas domésticas, por favor no me demanden!