El Reino de las Chachas

(o un post muy mala onda)

Llevaba días pensando en venir a escribir pero no me atrevía porque por más que pensé en algún otro tema como el divorcio de Lucerito y Mijares que tanto shock ha causado en las amas de casa promedio, no pude, no pude…lo siento, me tengo que quejar un poquito de las que todos llamamos “empleadas domésticas” o los políticamente incorrectos como yo, “chachas”.

Sucede que mi papá es dueño de una pequeña cafetería en el Estado de México, y últimamente me ha tocado echarle la mano, pues el también se dedica a eso del catering, y de repente me pide que vaya por allá a supervisar que todo esté en orden. Pero las últimas veces que he ido he notado que una de las señoras que limpian el lugar, una de las chachas, ¡Le coquetea a mi papá! Y no sólo eso, todas las mañanas cuando el llega la señora en cuestión lo atiende, le hace el desayuno, y ya hasta sabe cómo le gusta el café. Mi papá es medio despistadito, de esos hombres que les tiran la onda bien cañón y piensan que es fruto de su imaginación. Pero la cosa aquí es que ni mi mamá le atina al café, y tampoco sabe cocinar, así que la chachis le lleva algo de ventaja. Bueno, me dirán, pero esta fea y gorda y horrible…Pues no queridos e infieles lectores. La mujercita esta tiene como unos treinta y dos, esta bien conservada, y la gota que derramó la copa, como diría una amiga, fue que el domingo pasado fue a trabajar en leggings y botas de catwoman, como si con eso fuera a seducir a mi papá. ¡Asco, asco, asco! Se paseaba por el lugar con su cubeta y trapeador en mano, contoneándose como no sé qué. Pero bueno no venía a balconear vidas sexuales de nadie, la cosa es ¿Cuando pasó ésto? ¿Cuándo las chachas comenzaron a reemplazar lenta y sutilmente a las verdaderas amas de casa?

Tengo otra historia, la chachita de alguien que conozco (hombre) bueeno, se arregla con tacon del 12, hace la limpieza en minifalda, le cuida al chamaco, y le hace la comida, pero no cualquier comida, ¡No! la reina hace sushi, fetuccini, raviolis, sabe de maridaje y un laaaargo etc. Se esta poniendo a estudiar inglés y matemáticas, ya hasta le maneja algunos depósitos al banco, y aunque no es nada agraciada (pero nada) ya se está ganando al “patrón” y quien sabe si les toque vivir (o si ya estén viviendo) una historia tipo cenicienta, todo gracias al estuche de monerías que resulta la mujer.

¿Cuándo y cómo hemos dejado que estas mujeres amas de la escoba nos reemplacen? A lo mejor mientras nuestras madres estaban ocupadas con sus clases de tejido y tomando café con sus amigas, a lo mejor mientras decidimos ir al gimnasio, o quedarnos a trabajar un poco más tarde. También hay historias del terror como la de aquella amiga de mi mamá, en la cual el marido se acostaba con cuanta chacha llegaba a la casa y aconteció que una, ¡Ya le hacía la guerra a la patrona! Díganme qué grosería inmensa. En fin, igual y estoy exagerando, y un día no sólo vamos a compartir techo con las chachas, sino deberes, hijos, y hasta el marido. (ups)

*Nota a INDH esto es sólo un random rant, yo tampoco podría vivir sin las chachas empleadas domésticas, por favor no me demanden!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s