Las relaciones parasociales

En medio de la coyuntura que vive nuestro país, es casi imposible no hablar o escuchar sobre el caso “Kalimba”. Hubo dos balaceras en ciudad Neza el fin de semana pasado, y explotó un coche bomba en Tula, pero parece que toda la gente estaba “extasiada” porque Kalimba se reservó su derecho a declarar el sábado pasado.

Al encender el televisor, es raro si no hay alguien hablando sobre este hecho. Que si la violó, que si fue con consentimiento. Que si Daiana miente o que si su “amiga” Taily -o como se escriba el nombrecito- dice la verdad. Se ha vuelto parte importante en las noticias, no sólo en los programas de espectáculos, y “periodistas” tan buenos como Loret de Mola – quien lo entrevistó y le faltó agarrarlo a tehuacanazos- o Joaquín López Dóriga nos tienen al día de la situación legal del cantante. Repito, los últimos días ha sido casi imposible escaparme de oír el nombre de Kalimba diariamente.

Lo curioso, es que toda la gente -tenga la posición que tenga respecto al caso- habla de Kalimba y de las jóvenes involucradas como si hubieran estado en el hotel con ellos. Quien me ha leído sabe que no soy fan de los mexicanos, pero últimamente como sociedad hemos entrado en una vorágine que nos ha tragado hasta sus entrañas. Hemos estado más pendientes de qué sucede con los involucrados en la supuesta violación, de los talk shows de Laura, Niurka, y Rocío, de las absurdas declaraciones de Daiana y Taily, de la nueva “carrera” de la segunda mencionada en Tv Azteca, en fin, de todo lo que seguramente tendrá una trascendencia importantísima para nuestro país.

En el talk show de Niurka- sí, yo también lo vi como unos cinco minutos- pasan a una fan de Kalimba. La fan, era una muchacha con aspecto de marimacha, con sobrepeso, un paliacate en la cabeza, y un semblante agresivo.

-¿Meterías las manos al fuego por Kalimba?- le dice Niurka.
-¡Sí!- grita ella sin dudarlo un segundo. -¡Kalimba es inocente!-
-¿Cómo puedes estar tan segura?- insiste.
-Kalimba no haría algo así.- contesta con seguridad la fan.

Precisamente eso es lo que pasa en nuestra sociedad. ¿Quién de ustedes le mandó mensaje a Paulina Rubio por Twitter el día que falleció su padre? Yo vi varios en mi TL que le decían: “Pau, lo siento mucho, mi más sentido pésame, espero que estés bien.” ¿Hola?

A menos de que hayas estado en Timbiriche, formado parte de su staff, o de su lista de amistades, no creo que Paulina tenga una mínima idea de quien eres, y tu te atreves a darle el pésame por el fallecimiento de su padre. Esa es una relación parasocial. Ponerte del lado de Jennifer Aniston, y odiar a Angelina Jolie a muerte por ser una quitamaridos. Esperar que Lucero esté bien ahora que dejó a Mijares. Conocer -por foto- al hijo de Paulina Rubio y “Colate”, y decir, “Ay, míralo qué bonito, se parece a…”. Querer madrearte al JJ porque le disparó a Cabañas, tu ídolo del fut. Ponerle “Fuerza Cerati” como si todas tus buenas vibras le fueran a llegar justo al cerebro. Creer que Kalimba es inocente -o culpable- y que pagará o debe pagar una condena por “las mentiras de una chamaquita cualquiera”.

Mientras que el crimen allá afuera se acaba a balazos a nuestro país y a nuestra gente, pareciera que nosotros estamos inmersos en esa indiferencia exquisita de “mientras a mí no me pase nada todo esta bien”. De todo esto yo me quedo pensando, ¿Nos falta ser más humanos?, ¿Un sentido de pertenencia? (Para así luchar por rescatar a nuestra nación de las garras del narco) ¿Eduación? ¿Leer más de un libro al año? ¿o podría ser que nada más nos falta un poquito de sentido común?

Anuncios

El chofer de microbús también es humano

(Aunque no parezca)

Este es un fragmento de conversación entre dos conductores de microbús escuchado por la autora de este espacio entre las 19:00 y las 20:00 horas del día 5 de enero de 2011. La presente pretende mostrar que los microbuseros:

Son hombres de familia

-Güey, ¿Ya fuiste a lo de los reyes?
-Noo, güey.
-No mames, ¿Y esta es tu última vuelta?
-No mano, es la primera. ¿Tu ya tienes lo de los reyes?
-¡Sí güey!- ríe y levanta una bolsa que trae en las manos – Hasta a mi vieja le va a tocar reyes- muestra una muñeca “india” comprada fuera del metro.
-¿Pero qué compraste cabrón?
-Unas mamadas, dos muñecos originales, traen la mamada para que rompan la pared, la mamada de las escaleras, y una bolsona de dulces, y todo lo compré en la Aurrerá, bien barato, dos cuarenta.
-¡Ahh! – pone cara de asombro- sí estuvo bien, cabrón- yo iba a ir al tianguis este pero me da miedo que por ahorrarme unos varos me bajen lo que compré…

-Pues sí güey pa’ ahorrarte veinte varos mejor vas a la bodega.
-Pos no te ahorras veinte varos, pero bueno.

Buscan superarse

-Ya me estoy hartando güey, estoy pensando en ya irme.
-¿Pa’l otro lado?
-Sii, güey. ¿Te acuerdas de Chuchín?
-Sí.
-Ah, pues ese cabrón ya todos sus hermanos se fueron, y uno de ellos me decía, “vente conmigo cabrón”, y él esta en Miami.
-¡Nahh! ¿Apoco ese cabrón ya anda por allá?
-Ya güey, ahorita va a hacer como medio año de que está allá.
-Pos ni sabía, yo…

-¿Tú nunca has pensado en irte güey?
-Noo- dice con la voz de carraspera-está muy cabrón.
-¿Eres feliz aquí?
-Pues aquí también está cabrón güey pero me da puto irme, la neta.
-Pues el Miguel se fue con todo y su vieja, y ya cruzaron.
-¿Ya llegaron?
-Ya güey, hace un rato y le va muy bien por lo que sé.
-No güey, yo no me atrevo la verdad.
-Yo sí, a ver si en este año junto “los ochenta” que me pide y me voy.

Son tentados

-Y mi vieja me dijo, “Si llegas tarde olvídate de mí”
-Ah, no mames.
-¡Sí güey!
-¿Cuánto llevas de casado?
-Pus, ocho años entre comillas güey por aquello de la separación.
-Nah, ocho años son ocho años.
-¿Pus sí verdad?
-Pero es que ese día, te digo, estaba la Lina, y nos dijo, “yo podré ser cariñosa contigo pero no significa que quiera que me cojas”, pero no mames güey, frente a su esposo traía una minifalda y se le veía la raya de la tanga.
-Oye, y aquí entre nos, ¿Tu sí le dabas?
-Mira güey te voy a decir algo- se acercan para confiarse el secreto- la neta está muy bien, pero ya se ve una señora. Aparte como ella mantiene a su cabrón por eso el pendejo ese no dice nada.
-Pues sí, así como, por eso la deja andar de puta.
-Pus sí.

Luchan contra sus demonios

-Sí mano, ya andaba yo muy mal. Ya chupaba diario güey, salía de aquí en la noche a chupar y al otro día venía yo crudo a hacer las vueltas.
-No mames.
-Sí cabrón, no sabes al otro día qué mal me sentía para trabajar.
-¿Pero ya no tomas tanto o sí?
-No ya no le pego, ya hace tres meses que no.
-¿Y que chupabas? ¿Cervezas nomás?
-Sí, y lo que hubiera.
-No mames. Yo ya hace un rato que no le pego a mi vieja.
-Sí güey no mames. No le pegues.
-No ya llevo como seis meses, ahí voy güey.
-Es que eso está cabrón, pus lucha güey, no lo hagas.

Lidian con los fantasmas de los ex

-Estábamos sentados en la banqueta, chupando, que disque festejando “el último martes del año” cabrón- ríe.
-¿Cómo crees?
-Sí güey, pero casi me sueltan un plomazo. Llegó el Beto, que según él me iba a dar en mi madre, y yo le dije, “chinga tu madre”, pero ya estábamos bien pedos cabrón, y por fin fue mi vieja la que lo tranquilizó.
-¡Ya! ¿Y no te pones celoso güey?
-¡Pues sí cabrón! Pero era que ella lo calmara o que me dieran el plomazo.
-¡Eso sí!- rien – ¿Pero ya nada o sí?
-No cabrón, ella es MI vieja. Y de nadie más.

Buscan independizarse

-Por eso ya me quiero cambiar güey.
-Pero si tu vives bien ahí, ¿No?
-Pus sí güey pero con mi cuñadita- suelta una expresión de disgusto.
-Pero no ahí con ella, ¿O sí? Aparte no se mete con ustedes ¿No?
-Pues disque güey, luego nomás se juntan, y no me hace gracia, luego me peleo con mi vieja.
-Ah, pus sí. Yo también quisiera salirme güey.
-Pero si tu vives con tu jefa, ¿No?
-Sí. Yo arriba y ella abajo, pero no es lo mismo que estar solo con mi vieja y los chavos.
-Pues eso si, pero tu jefa no te cobra renta cabrón.
-Pus no pero hay que soportarla.
Ríen.

Tienen amigos

-¿Qué crees? Que el chipil consiguió trabajo en el “Tejabán”. ¡Es el barman!
-¡Órale! ¿Apoco? ¿Y como le hizo para conseguir ese trabajo?
-Pues no se güey pero dice que nos va a invitar a chupar, que los viernes se pone bien.
-Pus hay que ir güey, seguro que algo bueno sale.
-Pus trae así de viejas- dice emocionado- se coge con muchas.
-¿Es soltero?
-Pus sí.
-Pus sí, y no tiene ganas de casarse, ¿Verdad?
-Pus no cabrón, ya parece.

Después de esto, notaron que yo venía más clavada en la plática que ellos, y justo llegaba mi momento de descender de la unidad. Me acerqué un poco al conductor y le pedí que me dejara bajando el puente, a lo que respondió: “Con todo gusto mi reina.” El amigo me veía raro, como con complicidad y risa por las desafortunadas líneas que les había escuchado mencionar. Cuando iba bajando los escalones me dijo “Felicidades ¿Eh? Bonito año que la pases muy bien”. A lo que respondí “Igualmente”, mientras terminaba de abandonar el camión. Eso sí con una sonrisa en la cara por la divertida que me di escuchando las aventuras de este par.

Hello 2011.

Un año más que termina. Para mí el 2010 fue un año de transiciones en muchos aspectos, pero primordialmente el profesional, ya que por voluntad propia estuve casi seis meses sin empleo, pero al ver que mi vida de “nini” no rendía muchos frutos que digamos, me dispuse a buscar trabajo, primero estuve en una editorial donde aprendí muchas cosas como gerente de prensa y rp, pero de alguna manera no lo consideraba lo mío así que cuando una oportunidad en una productora se asomó, no lo dudé dos segundos. Ahora vuelvo a mi infinito debate sobre qué camino seguir ya que las letras me encantan pero igualmente la producción y ese rush que sólo sientes en un set de filmación, levantarte a las 4 am para llegar a un llamado, no comer bien, trabajar largas horas, etc. etc. etc. Debo confesar que no soy el tipo de persona que hace una lista de resoluciones cada año y que mucho menos las cumple. UPS. Ya sé, deben estar pensando lo peor sobre mí. Pero debo decir que me he fijado unas cuantas metas cada año desde el 2008 y las he cumplido. Primero fue ganar la asociación estudiantil en mi escuela junto con otros compañeros, después lograr que un cortometraje se filmara, y finalmente graduarme de la universidad en 2009. Ha pasado tanto en tan poco tiempo que me es difícil asimirlarlo. Aunado a esto se fueron muchos esfuerzos, lágrimas, y hasta peleas. Pero debo decirles algo: ha valido la pena todo el viaje, conocí personas increíbles, aprendí mucho, y recibí regalos inesperados de la vida. Como profesional ha sido bastante diferente, es como volver a nacer, estas en un lugar muy cómodo y de repente bam! te saca el doctor, te acomoda una nalgada de aquellas y llegas al mundo real. Trabajo desde que tengo 18 años, pero siento que no es lo mismo estudiar y trabajar a sólo trabajar. Igualmente siento que para nada es lo mismo ejercer lo que estudiaste a tener un trabajín que te ayuda a darte tus gustitos. He tratado de no tomármelo (TAN) enserio. Pero a veces es difícil, más en este medio donde existen tantos egos en competencia. A veces tienes que aprender a lidiar con las personas, pero a veces tienes que tan solo soportarlas porque son el hijo de la princesa de mónaco y no hay de otra. Eso so far, no me ha hecho tanta gracia, me ha tocado ver el lado ‘feito’ de todo esto, y me hace dudar si quedarme de este lado. Ya sé, en todos lados será igual. Pero pienso que tal vez pueda encontrar un lugar mejor en donde trabajar “un poco más tranquila”, sin tanta presión social y celo profesional. Eso ha sido mi 2010.

Para este año, si he hecho una lista de resoluciones que abarcan mejorar mi salud personal, disminuir el consumo de carne y comida chatarra, hacer ejercicio y lograr mi “dream bod” antes de que me lleguen los treinta. ( Todavía me falta ) Hacer el examen de admisión para la maestría y comenzarla. En el plano profesional, les repito, me sigo debatiendo entre dos caminos, que bien se podrían unir en un futuro, y podría escribir / dirigir/ producir. Toda una realizadora. La última de mis resoluciones será por fin montar un negocio propio, espero que lo logre antes de que se me acaben los 362 días que le restan al 2011, y la más especial entrarle como sea a la filantropía, colaborar en causas sociales, ayudar a los pobres, y ser mejor persona hacia mi entorno. ¿Por qué de qué sirve estar bien uno mismo, sin ayudarle al de al lado? Bueno, eso digo yo, y llevo mucho prometiéndolo así que ya es hora de ponerme las pilas. También trataré de visitar mucho más este espacio que ya he dejado medio abandonado, pero que necesita de las letras para seguir viviendo.

¿Cuáles fueron tus resoluciones de año nuevo? ¿Tienes algún plan para lograrlas o eres de los que el 15 de enero ya olvidaron todo?

Feliz 2011!

La Comparación

Como diría mi amigo Álvaro, este es otro wikileak propio. Un ventaneo. Una confesión.

Crecí entre comparaciones. Cuando no era con Laurita, la niña más aplicada del kinder, era con mi hermano, era con mi mejor amigo en esos ayeres, Andrés, o con la amiga de la prima de la vecina que sí se había sacado diez en el examen de matemáticas. Y yo no.

Pero sin duda la comparación más grande que han hecho mis padres y cada uno de los miembros de mi familia ha sido con una de mis primas, cuyo nombre no puedo revelar. Es mi prima hermana, fuimos amigas en la niñez, pero eso no impidió que mi madre, mi padre, y mis abuelos, pasando por mis tíos, nos compararan. En esa comparación yo salía perdiendo. Porque Susanita era más aplicada que yo, estaba becada en escuela de monjas, llevaba diez de promedio, era mejor portada, y nunca se peleaba con sus hermanas. Yo en cambio de pequeña era un tomboy total. No hay fotografía en donde salga peinada porque me la pasaba corriendo y saltando, y jugando a las luchitas con los niños. Mi arma secreta era “brincar en sus cabezas” que consistía en tomarlos del cabello y comenzar a brincar sin soltarlos. Me peleaba con mi hermano por todo, por cosas, porque no compartíamos, y a diferencia de la escuela, en mi casa me gustaba jugar sola. Más tarde, en la escuela no lo hacía muy bien gracias a las matemáticas, pero era mi único coco. La escuela era muy demandante, te enseñaban en inglés, por ejemplo las mismas matemáticas, y tenías que aprender mecanografía, taquigrafía, y música para graduarte. Recuerdo el día que recogí el certificado de primaria con mi madre. No recuerdo exactamente sus palabras, pero dijo algo como “debería darte pena tener ese promedio de toda la primaria.” Obvio, Susana tuvo como 9.9999 que le dio 10 y todos en la familia fueron felices. Ella salió sin haber estudiado inglés, ni piano, ni muchas cosas que yo ya sabía, pero la inteligente era ella. De ahí nos transportamos a la prepa, en la cual tampoco tuve ningún tipo de beca porque las tres veces que la solicité consideraron que mis padres tenían lo suficiente para pagarme los estudios, pero el no tener beca en mi familia equivalía a burris, así que, dije cut the shit, me hice de oídos sordos y seguí con mi vida.

Años después, revisando mis papeles me encontré el certificado de primaria. Tenía 8.9 de promedio, y no sé cuáles sean sus promedios ( ni me importa) pero ese puntaje para salir de la primaria me parece más que suficiente para una niña de 11 años que se iba a la secundaria. Le reclamé a mi madre por el incidente, y me dijo: “no me acuerdo”. No se acordaba de esas palabras tan hirientes que se repitieron toda mi vida en diferentes cosas. Si hacía una maqueta, que quedó muy cucha, que si dibujaba algo, le faltó, que yo sí estaba bonita, pero que sutanita y fulanita estaban más bonitas que yo. Crecí, fui a la universidad, y pasaba lo mismo con los trabajos que llegaban a ver mis padres. Que no se entiende, que el corto “esta muy loco”, que por qué te quieres ir de intercambio, bla,bla, bla. Mis papás no entiendieron nunca un principio básico que yo considero: tu hijo es el mejor. El mejor de todos. Si un día tengo un hijo y viene a mí, lo haré sentir que vale la pena, porque lo impulsará a ir a más. Hasta hoy, mi prima susanita tiene un trabajo “en el que va a salvar al mundo” (es bioquimica o no sé qué madres ) y yo “tengo un trabajito cualquiera” en palabras de mi papá.

Termino con esto, para que se entienda mi idea, una vez estaba en casa de mi mejor amiga, ella hacía una maqueta porque estudiaba diseño de interiores, pero les diré, la maqueta de esa ocasión en especial no era la mejor que ella había hecho, cuando su mamá entró a la habitación y le dijo: “Hija, qué bonita maqueta yo creo mañana vas a ser la mejor de todas.” Acto seguido mi amiga me dijo: “Creo que sí la voy a mejorar, voy a quitar esto y esto y va a quedar mejor.”

Y no sé por qué les cuento esto, simplemente me acordé de esto hace un rato, y vine a escribir mi autowikileak.

Day 03 ( 30 Day Challenge )

Day 03 Your views on drugs and alcohol

Mmm..siempre he pensado que realmente no necesitamos de otras sustancias para divertirnos. Sobre el alcohol, pues no tengo ningún problema, casi no tomo y cuando lo hago bebo muy poco. Nunca me ha gustado consumir nada que me haga sentir rara o que altere mis sentidos. Siento que pierdo el control, jaja pero eso ya es más como mi problema psicológico. Sobre las drogas, creo que es un problema que se acrecenta a medida que transcurre el tiempo. Cada vez conozco más gente que las utiliza o que las ha utilizado y tampoco me parece un método muy confiable para divertirse. He conocido personas que se han puesto muy mal la primera vez que las probaron, y conozco a una persona que el día que dijo “una y ya”, sí fue la última porque murió. Es más sobre valorar tu cuerpo y tu salud, piensa que el cuerpo es como un transporte que te lleva por el camino de la vida, y si tiene alguna falla o se descompone por completo, tu eres el o la que sufre. Aunque suene chafa, sorry. Y recuerda no tienes que consumir alcohol o drogas porque alguien te presione o diga que es lo cool.

What is popular is not always right. What is right is not always popular.

Y después de esto esta granny se va a comer.

Day 02 (30 Day Challenge)

Where I see myself in 10 years.

Siempre ha sido difícil para mí planear la vida tan a largo plazo, ya que la vida da muchas vueltas. Pero si a esas vamos y todo sale como lo he planeado, en 10 años pienso vivir en Vancouver o en Miami, ( don’t ask why) ya haber publicado un libro cuando menos y tener mi empresa ( sea despacho de diseño o productora) Yo misma soy multifacética por eso no se definen las cosas aún. Definitivamente creo que a esa edad ya tendré un hijo ( solo uno) Ya sé como quiero que se llame ( no les voy a contar, jeje) y bueno, en resumidas cuentas vivir tranquila y bien. Y hoy estoy como de ánimo raro, disculpen ustedes la respuesta tan parca.

30 Day Challenge

Starting from tomorrow.

¿Quién se une? Con eso de que ya es diciembre, es un buen pretexto para hacer un “recuento”.

xo